La Edad de Oro

[imagen]

  P
ROBABLEMENTE SERÁ MEJOR REGRESAR A ESE DÍA EN 1938, CUANDO ENTRÉ POR PRIMERA VEZ EN ESTE CAMPO, EL DÍA QUE CONOCÍ A JOHN W. CAMPBELL, JR., HIJO, UN DÍA EN LOS ALBORES DE LO QUE SE HA LLEGADO A CONOCER COMO LA EDAD DE ORO DE LA CIENCIA-FICCIÓN”.

     Además de lo que se dice de ese día en la introducción de Ronald para Campo de Batalla: la Tierra, citada con frecuencia, permítasenos proporcionar la siguiente información: En ese entonces John W. Campbell tenía 28 años de edad y no era, cabalmente, un graduado del Instituto Tecnológico de Massachusetts. (No fue capaz de dominar los idiomas requeridos, y de este modo, finalmente obtuvo su Licenciatura en Ciencias en la Universidad Duke.) No obstante, había demostrado ser un autor lo suficientemente capaz en el género, con una epopeya impelida por naves espaciales, que se tituló apropiadamente la serie de La máquina. No obstante, al sugerir que Campbell se había resistido en un principio a publicar las obras de L. Ronald Hubbard y de Arthur J. Burks, Ronald alude a un punto de lo más significativo en la historia de la ciencia-ficción; es decir, Campbell no fue inicialmente la fuerza principal tras la Edad de Oro del género; fue F. Orlin Tremaine, quien tenía una mentalidad mucho menos científica y había ocupado entonces la dirección editorial en Street & Smith para la revista Astounding y, de hecho, había invitado a L. Ronald Hubbard y a A. J. Burks a ingresar en el grupo de escritores porque deseaba que se incorporaran historias impelidas por los personajes. O bien, como el mismo Ronald explica: “Él iba a introducir gente en sus historias y a poner en marcha algo aparte de máquinas”. También, al describirse a sí mismo como tímido en un principio y, de hecho, “bastante ignorante” en ese terreno de la ciencia-ficción, Ronald se refiere a otro punto sumamente importante: es decir, lo que alimentó inicialmente a esa Edad de Oro no fue, como se arguye con frecuencia, una visión de John Campbell de nuevos y magníficos prodigios tecnológicos que surgieran de la pluma de un grupo de tecno-autores del Instituto Tecnológico de Massachusetts y del Tecnológico de California. No, lo que alimentó la nueva ciencia-ficción fueron los mismos elementos que alimentan a toda gran obra de ficción pulp: es decir, todo lo que hasta ahora hemos examinado en “este oficio de escribir”.

La Edad de Oro continúa...


AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario | Índice | Siguiente |
| Encuesta | Sitios afines | Librería | Página principal |


L. Ron Hubbard, L'Écrivain | L. Ron Hubbard, Lo scrittore
L. Ronald Hubbard, El escritor | L. Ron Hubbard, Der Schriftsteller
L. Ron Hubbard, The Writer

Contact Us
© 1998-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas


Librería Content Página principal