La obra maestra: Misión La Tierra


[imagen]
Además del millón doscientas mil palabras del manuscrito Misión: La Tierra, L. Ronald Hubbard recopiló más de mil quinientas páginas de notas escritas a mano en las que esbozó cada capítulo, cada personaje y una abundancia de información técnica pertinente.

  C
AMPO DE BATALLA: LA TIERRA NO FUE, SIN EMBARGO, –como muchos críticos afirmaron inicialmente– la obra maestra de L. Ronald Hubbard. Más bien, esa distinción se le confiere más generalmente a la obra literaria que le sigue entre las obras finales de L. Ronald Hubbard: la serie Misión: La Tierra, de diez tomos y un millón doscientas mil palabras. Cómo se las arregló para escribir ese millón doscientas mil palabras en lo que equivalía a un período de doce meses, es todavía otra de esas legendarias hazañas literarias similares a las perfectas oraciones dictadas de Henry James en sus postrimerías o de los manuscritos virtualmente impecables del postrimer Charles Dickens. Como quiera que sea, el ritmo de producción de L. Ronald Hubbard es de por sí sorprendente, sobrepasando de hecho su legendaria velocidad en el apogeo de las pulps, y todavía más impresionante considerando aquellas dos máquinas de escribir manuales Underwood que se iban rotando: mientras una estaba en el taller de reparaciones, él desgastaba la otra, volviéndola a cambiar a continuación.

     Una vez más, una gran cantidad de notas preliminares revela un intrincado plan detrás de todo, que parece estar forjado muy libremente: cada capítulo está diseñado con cuidado, cada carácter está dibujado con esmero. El conjunto es un relato forjado maravillosamente, acerca de un refinado e intrépido ingeniero de la Flota de Combate del planeta Voltar, que debe batallar contra un nefario jefe de inteligencia para salvar a un planeta Tierra desprevenido y frustrar la subversión del propio planeta Voltar. Todo el conjunto representa una confesión a posteriori del ex ejecutivo del Aparato de Información Coordinada (CIA), Soltan Gris; y por lo demás, emplea un punto de vista particularmente abyecto: al audaz ingeniero de combate Jettero Heller se le ha implantado un vídeo-transmisor que le permite a Gris ver y escuchar todas las experiencias de nuestro héroe. El resultado es una evaluación perfectamente satírica e irónica de un héroe capaz y bien intencionado: como cuando el susodicho Soltan Gris insiste en que veamos a Heller como a un ingenuo sin esperanza rodeado de agentes de la CIA con una astucia cruel... aún cuando Heller los burla a todos sin esfuerzo alguno.

La obra maestra: Misión La Tierra continúa...

AnteriorNavigation BarSiguiente

| Anterior | Glosario | Índice | Siguiente |
| Encuesta | Sitios afines | Librería | Página principal |


L. Ron Hubbard, L'Écrivain | L. Ron Hubbard, Lo scrittore
L. Ronald Hubbard, El escritor | L. Ron Hubbard, Der Schriftsteller
L. Ron Hubbard, The Writer

Contact Us
© 1998-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas


Librería Content Página principal